PERO, ¿DE QUÉ VA LA PELÍCULA?

El argumento quizá sea lo menos importante, al menos ahora que el espectáculo ha eclipsado a todo el hilo argumental y la fiesta sobrepasa ya al fenómeno simplemente artístico.

Aun así, un breve resumen de The Ricky Horror Picture Show sería el siguiente:

RHPS1La historia comienza con una pareja que van de viaje en un coche después de que el novio le proponga matrimonio a la chica. En medio del trayecto se les avería el coche y tienen que buscar a alguien para que les ayude por lo que dan con un siniestro castillo lleno de gente muy muy rara. Dentro de este castillo conocerán al mayordomo, a su hermana, a un grupo de transilvanos travestidos y a un científico que está trabajando en un experimento para dar vida a otro hombre.

Este hombre, un rubio con el que soñaría cualquier chica, nace en el laboratorio del científico y ocurren hechos algo violentos que no quiero destacar para no hacer spoiler. Dentro del castillo se suceden los líos sexuales y las triquiñuelas de los personajes para conseguir sexo. Como si se tratase de una telenovela actual, los cotilleos, las mentiras y los despechos se dan lugar en un recinto tan bizarro como especial que le confiere a la historia un tono cómico y satírico adornado con el tinte del género de serie B.

Después de las persecuciones, los insultos y los ‘disgustos’, los personajes acaban bailando en un espectáculo de cabaret repleto de transexuales con los que se produce una escena más propia de una orgía que de un show en una piscina estratégicamente traída a escena.

¿Cómo podría acabar esto? Pues con una escena surrealista de extraterrestres donde todavía quedan más muertes y dos personajes vuelven a su país en su galaxia natal, Transilvania.

La crítica final del narrador deja entrever la escoria humana en la que podemos llegar a convertirnos en una sublime comparación de nosotros mismos con los insectos.