Los protagonistas de Rocky Horror Picture Show y sus desiguales carreras

Son actores que protagonizaron una de las grandes películas de culto, una película ya cuarentona pero que no ha perdido un ápice de su ingenio ni de su esencia. ¿Pero hasta qué punto fue significativa para sus protagonistas?

Tim Curry, el doctor Frank N. Furter, debutó en el cine precisamente con esta película. Fue el inicio de una carrera cinematográfica que llevó a interpretar papeles en películas tan conocidas como Annie, Legend o La caza del octubre rojo. Un derrame cerebral le dejó en silla de ruedas hace unos años, pero eso no ha acabado con su carrera como actor, de hecho, su fama como actor de doblaje es espectacular.

De Susan Sarandon, que interpretaba a Janet Weiss, poco se puede decir que no se sepa. La suya ha sido una carrera imparable, con papeles inolvidables, como el que le valió un Oscar en 1996 en la película Pena de muerte.

La carrera de Barry Bostwick, que interpretaba a Brad Majors, se ha movido entre la televisión y el cine, trabajando en series como Spin City o Cougar Town y películas taquilleras pero de dudosa calidad como Este muerto está muy vivo 2. Donde realmente ha destacado es en el teatro musical.

Por su parte, Patricia Quinn (Magenta) ha seguido muy vinculada al cine y la televisión, participando en conocidas series y películas como El sentido de la vida, de los Monty Phiton.

El autor del musical y del guion de la película, que además interpretaba el personaje de Riff Raff, ha seguido muy ligado a RHPS, encargándose de la producción de versiones de su propia obra.

Nell, Campbell, que daba vida a Columbia, trabajó en algunos musicales, pero actualmente está retirada. Mucho más corta fue la carrera artística de Peter Hinwood, que hacía el papel de Rocky Horror y que apenas volvió a actuar después de su aparición en la película.