La aclamada y recordada cinta “The Rocky Horror Pictures Show” es considerada un filme adelantado a su época por las temáticas y temas que se presentan y se desarrollan durante la película como lo es la diversidad sexual, la cultura homosexual y sobre todo el travestimos, algo que para la época eran temas muy tabús que pocos directores y creadores se arriesgaban a incorporar en sus obras por temor a recibir represarías por parte de los críticos que pudiera afectar con el aspecto comercial de la producción.

Como se mencionó en el párrafo anterior el travestismo es uno de los temas más resaltantes de The Rocky Horror Pictures Show por ello en los siguientes párrafos indagaremos un poco a cerca de los orígenes y albores de este tipo de identidad sexual tan fascinante y confuso.

Inicialmente se debe comprender que el travestismo no implica obligatoriamente la asociación con la predilección sexual homosexual, puesto que dicho termino hace referencia a una forma de comportamiento o expresión en la que un individuo opta por vestir prendas del genero opuesto, ahora bien, existen travestis que además son transexuales, mientras que también se presenta el caso de los travestis que gustan del sexo opuesto y ambos ejemplos explicados se engloban dentro del término travestismo.

Los primeros ejemplos y referencias al travestismo de la historia están relacionadas con una forma o herramienta que se utilizaba para evadir ciertas normas que indicaban que algunas actividades solo deberían ser realizada por un tipo específico de género, de esta forma, por ejemplo, es recordado el relato griego de la vida de Aquiles donde su madre lo obliga a vestirse de mujer para poder evadir de esta forma el reclutamiento obligatorio para la guerra. El personal de Desatascos también recuerda algunos personajes históricos femeninos como Hua Mulan y Juana de Arco quienes también optaron por el travestimos para poder luchar en guerras.

Durante gran parte del siglo dieciocho los teatros y espectáculos melodramáticos de la época eran presentados con actores que personificaban personajes de sexos opuestos utilizando las vestimentas correspondientes para tal actuación, lo cual también es un ejemplo histórico del travestismo. Por su parte, los trabajadores de Electricistas recuerdan que también han escuchados rumores que expresan que durante la primera y segunda guerra mundial existieron múltiples combatientes femeninas de diferentes países que usaban el travestismo para poder participar en el conflicto bélico.

Quizás fue hasta finales del siglo veinte e inicios del actual siglo donde el travestismo comenzó a estar más relacionado con la transexualidad y la orientación sexual homosexual ya que como se ha comentado antiguamente este comportamiento era utilizado con fines más simbólicos y como forma de evadir ciertas restricciones de género. El gran auge del travestismo que se suscitó entre los años setenta y ochenta fue lo que popularizo este tipo de identidad lo que propicio que cineastas y guionistas como los creadores de The Rocky Horror Pictures Show se valieran de dicha conducta sexual para realizar sus obras y películas.